El balance general muestra la naturaleza y la cantidad de los recursos económicos de la sociedad en un momento determinado, los derechos de terceros y la participación de los propietarios sobre los recursos.

Los activos se clasifican en corrientes y no corrientes. Los activos corrientes son aquellos que se convierten en dinero dentro de los doce meses de la fecha del balance general. Los activos no corrientes son los que se convierten pasados los doce meses de la fecha de balance general.

Dentro de los activos se encuentran diferentes rubros: disponibilidades, inversiones, créditos, bienes de cambio, bienes de uso e intangibles.

Las disponibilidades son los activos con poder cancelatorio legal ilimitado, o sea, aquellos con los que se puede hacer frente a obligaciones de forma inmediata.

Las inversiones son las colocaciones de dinero en operaciones o proyectos con el fin de obtener una renta o beneficio, que no forman parte de la estructura habitual de la sociedad.

Los créditos son los derechos que la empresa posee sobre terceros para recibir dinero u otros bienes o servicios.

Los bienes de cambio son los bienes destinados a la venta en la actividad habitual de la empresa, o que se encuentran en proceso de producción para luego venderse, o aquellos que son consumidos durante el proceso productivo o comercial de los bienes destinados a la venta o servicios.

Los bienes de uso son los bienes materiales que se utilizan en la actividad habitual de la empresa, que no están destinados a la venta o servicio y cuya vida útil se estima mayor a un año.

Los bienes intangibles son los bienes inmateriales con un valor económico por su capacidad de generar ingresos futuros, como las patentes, marcas, concesiones, gastos de organización, etc.

Los pasivos se clasifican en corrientes y no corrientes. Los pasivos corrientes son aquellos que vencen dentro de los doce meses de la fecha de balance general. Los pasivos no corrientes son los que vencen pasados los doce meses de la fecha de balance general.

Dentro de los pasivos podemos encontrar deudas y previsiones.

Las deudas son las obligaciones ciertas, determinadas o determinables.

Las previsiones son aquellas partidas que a la fecha de balance general representan estimaciones de situaciones contingentes que pueden general obligaciones para la empresa a favor de terceros. Las estimaciones pueden referirse tanto a determinar el importe probable como a la posibilidad de concreción.

En el patrimonio neto encontramos: capital suscrito, ajuste de capital, aportes no capitalizados, ganancias reservadas y resultados no asignados.

El capital suscrito está formado por las acciones adquiridas por los accionistas o el público en general.

Los aportes no capitalizados son aquellos aportes por los que no se ha incrementado el capital social.

El ajuste de capital comprende los resultados de las correcciones a la expresión monetaria del capital social y los aportes no capitalizados.

Las ganancias reservadas son aquellas ganancias retenidasen la empresa por voluntad social o por disposición legal o estatutaria.

Los resultados no asignados son las ganancias o pérdidas acumuladas sin asignación determinada.

Estructura del Balance General
Estructura del Balance General
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s